LA DIABETES:

La diabetes es una enfermedad que ocasiona diversos trastornos metabólicos en la que los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy elevados (hiperglucemia), y afecta a diversos tejidos y órganos, causando una disminución en la producción de la hormona insulina, secretada por las células B de los islotes de langerhans del páncreas o por el uso inadecuado por parte del cuerpo. Que repercute en el metabolismo de los hidratos de carbono, lípidos y proteínas.  La glucosa proviene de los alimentos que se comen.

La insulina también ayuda a que la glucosa entre a las células para suministrarles energía.
Existen dos tipos de diabetes: diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2.

En la diabetes tipo 1, el cuerpo no produce insulina. En la diabetes tipo 2, el tipo más común, el cuerpo no produce o no usa la insulina adecuadamente. Por lo que sin suficiente insulina, la glucosa permanece en la sangre.

Con el tiempo, el exceso de glucosa en la sangre puede causar diversos problemas en la salud de una persona. Puede provocar lesiones en los ojos, los riñones y los nervios, también puede causar enfermedades cardíacas, derrames cerebrales, trastornos óseos, problemas articulares, pie diabético que incluso puede llevar a la amputación de un miembro, además de problemas en la piel, aparato digestivo, disfunción sexual y problemas en los dientes y las encías.

Las mujeres embarazadas también pueden desarrollar diabetes, la conocida  diabetes gestacional.

Un análisis de sangre (Q.S. “Química sanguínea”) puede mostrar si se tiene o no diabetes. El ejercicio, el control de peso, la alimentación balanceada y correcta   puede ayudar a controlar la diabetes. También debe controlar el nivel de glucosa en su sangre y si tiene algún tratamiento médico seguirlo al pie de la letra.

Las personas diabéticas también pueden tener urgencias médicas debido a los niveles muy altos o muy bajos de azúcar en la sangre. La causa puede ser una infección subyacente, algunas medicinas o inclusive las medicinas que toma para controlar la diabetes. Si tiene náuseas o se siente cansado o tembloroso busque atención médica de urgencia.

Usted tiene un riesgo alto de tener diabetes tipo 2 si es adulto mayor, obeso, tiene historia familiar de diabetes o no hace ejercicio.
Los síntomas de la diabetes tipo 2 aparecen lentamente y pueden ser:

  • Visión borrosa
  • Micción (orinar) frecuente
  • Sentirse hambriento
  • Sentir cansancio
  • Tener mucha Sed
  • Pérdida de peso
  • Tener heridas que sanan muy lentamente.

Una alimentación saludable para un diabético debe de incluir preferentemente:

  • Comer menos grasas
  • Reducir la ingesta de sal
  • Limitar alimentos con altos contenidos de azúcar
  • Comer varias porciones pequeñas de alimento a lo largo del día
  • Medir la cantidad de carbohidratos que consume
  • Consumir una gran variedad de alimentos integrales, fibras, frutas bajas en glucosa y vegetales diversos
  • Medirse en el consumo del alcohol

 

 

 
© DERECHOS RESERVADOS 2012 BIONANO TECHNOLOGYS, S.A. DE C.V .   «Aviso de Privacidad»